South Pointe Park Pier: Una caminata por la orilla del mar hasta la calle 85
4.9 (98.18%) 22 vote[s]

Hace unos días se me ocurrió la loca idea de caminar por toda la orilla de la playa desde South Pointe hasta Halouver Park.

Esto sería una distancia aproximada de 16 kilómetros (10 millas) caminando descalzo y por la arena.

Por supuesto, haría eventuales chapuzones en las cristalinas aguas de South Miami Beach.

Cuando le comenté lo que pensaba hacer a uno de mis amigos, conocedor de la zona, vio el asunto como muy difícil.

Creo que no me dijo que estaba loco por respeto.

Pero, tú sabes cómo es la cosa, cuando a uno se le pone una idea en la cabeza, no hay fuerza que lo detenga.

Así que me puse de inmediato a planear la travesía. ¿Crees que lo logre?

Bueno, para comenzar, déjame primero que te cuente la historia del South Pointe Park Pier.

Tener una propiedad inmobiliaria en Miami es más fácil de lo que crees

Cientos de proyectos inmobiliarios se están construyendo ahora mismo en Miami.

En uno de ellos puede estar tu próxima casa, townhome o apartamento.

La historia del South Pointe Park Pier

En 1979 el Gobierno Federal donó a la ciudad de Miami Beach el terreno donde está el parque, que hasta entonces se usaba como instalaciones para el uso de la policía.

Pero fue en 1984 cuando se comenzaron las obras del parque, que finalmente estarían listas a finales de 1985.

Esta iniciativa formó parte del plan de mejoras de la zona sur de Miami durante la década de los 80 del siglo XX.

En 1995 se planearon remodelaciones que finalmente estuvieron listas en 2009.

Hoy en día el South Pointe contiene un anfiteatro, caminería a lo largo de la playa, parque infantil, áreas para hacer ejercicios, un muelle, un muro de piedras y más.

También en la cercanía se han instalado restaurantes, de notable calidad.

La vestimenta

Esta caminata era, sin duda, una exploración.

Estaba claro que tendría que enfrentarme al calor y condiciones extremas.

Así que me pareció lo mejor ponerme ropa de ese estilo.

Escogí esta camisa Columbia por lo fresco que resulta caminar con ella.

El pantalón, también de marca Columbia, está hecho de manera que proteja del sol y no importe que se moje.

En cuanto a los zapatos, en esta oportunidad no eran tan importantes, pues caminaría descalzo.

Así que me puse mis sandalias de cuero para llegar al punto de inicio.

La vestimenta para el south pointe miami beach
La vestimenta para el South Pointe Miami Beach

El arranque en South Pointe

South Pointe es un bonito lugar para caminar un poco frente a la costa de South Miami Beach.

Muchas personas van allí a hacer ejercicios, leer, tomarse una cerveza o simplemente relajarse un poco.

Algunos van en parejas, se pueden ver algunos pocos grupos, y muchos van en solitario.

Cuando llegué, temprano por la mañana, el sitio estaba muy concurrido.

Está claro que muchos habitantes de Miami han escogido este lugar para pasar el rato.

South Pointe es un parque de casi 7 hectáreas.

Tiene caminerías, áreas para tomar una ducha (para quitarse el agua salada y la arena, por ejemplo) y un muelle que permite apreciar la costa.

Además, contiene un anfiteatro, parque infantil, áreas para hacer ejercicios, un muro de piedras en el mar y más.

Si quieres saber más de este parque (y otros más) la página de parques del condado de Miami te puede dar detalles.

Allí solo estuve unos minutos, mientras hacía unas fotos.

Había un barquito saliendo por la costa, algunos edificios a la distancia, un rompeolas de piedras…

Pero antes de llegar allí había pasado por una serie de casas de salvavidas.

Como imaginarás, no pude resistir la tentación de hacer algunas fotos.

Cómo estaba la playa ese día

Cuando comencé a caminar desde South Pointe el sol apenas estaba comenzando a calentar. Eran como las 9 de la mañana.

El agua estaba aún fría y la arena tenía una temperatura ideal para los pies.

Ojalá se hubiera quedado así todo el día.

Había mucha gente en la playa ese día.

Claro, siempre hay mucha gente, pero además era sábado y estaba haciendo un tiempo excelente.

Era casi un crimen no ir a la playa ese día.

Así que comencé a cambian con la seguridad de que, no solo llegaría hasta el Halouver Park, tal como había planeado, sino que podría pasarlo.

Comencé a revisar en Google Maps cual otro podría ser el lugar de destino.

Y empecé a imaginar la cara de mi amigo cuando le dijera que había llegado hasta tal lugar, mucho más lejos que el Halouver Park.

Planifica tu visita

Ubicación

1 Washington Avenue, Miami Beach, FL 33139

Horario

Todos los días, 6 am a 10 pm

Teléfono

+1 305-673-7779

Sitio web

miamibeachfl.gov

Fecha ideal

Especialmente los fines de semana

Qué se puede hacer

Caminar, leer, conversar, pasar un rato…

Ambiente

Es ideal para venir con niños, familia y amigos

Qué ropa usar

Ropa deportiva o informal

Camino las primeras 20 cuadras

Como era de esperarse, el sol comenzó a calentar en serio en muy poco tiempo.

Solo en mi ilógica imaginación podía quedarse como temprano en la mañana.

Afortunadamente me había colocado suficiente protector solar y tenía puesta mi gorra de Disney.

Así que, como no tenía ningún apuro en terminar, cuando estaba aproximadamente por la calle 20, decidí que era tiempo de detenerse y disfrutar un poco del agua de South Miami Beach.

El descanso estuvo genial. El agua estaba riquísima, el cielo estaba limpio… todo a pedir de boca.

Después salí a la arena a ponerme protector solar y leer un rato.

El tiempo pasa volando cuando la pasas bien.

Entonces volví al ruedo. Caminar desde South Pointe hasta Halouver Park era la meta, y eso estaba decidido a cumplir.

Pero este comienzo no fue tan chévere como el anterior.

La arena estaba más caliente, el sol parecía estar más cerca… pero allí estaba yo, resuelto a demostrar equivocado a mi amigo.

Que estaba haciendo la gente

A lo largo del camino encontré algunas personas caminando al igual que yo.

Pero muchas lo hacían por solo algunos metros. La mayoría iba a menor velocidad.

La verdad es que es una experiencia muy agradable caminar a la orilla del mar.

Lo difícil es hacerlo por muchas horas.

Las playas de South Miami Beach, llenas como siempre de turistas, son un hervidero de actividad.

Se puede ver a algunos practicando deportes acuáticos.

Otros más están jugando tenis de playa, o a lanzarse la pelota (sea cual sea su tamaño) entre ellos.

Varios estaban leyendo o conversando entre sí, lo cual es una actividad muy agradable en la playa.

Pero muchos estaban aprovechando el singular sol que se disfruta en las playas de South Miami Beach para broncearse.

Si vienes a Miami, independientemente del propósito que tengas, te recomiendo que aproveches de broncearte.

Claro, es bueno que tomes medidas para que no haga daño a tu salud.

Yo, por ejemplo, uso el protector solar Neutrogena de 50 FP. Incluso, lo uso en mi día a día.

En el camino me detuve de nuevo a hacer fotos de una pandilla de gaviotas que estaba en la arena.

Aquí te muestro a algunas de las protagonistas de ese día.

Quizás alguien cerca estaba comiendo y el olor las había atraído. Lo cierto es que había docenas de ellas.

Entre la manada estaban las crías, que no se separaban de sus mamás por nada en el mundo.

Luego se acercaron algunas más de otra especie (supongo yo que también eran gaviotas; pero la verdad es que lo único que puedo decir es que son aves).

A estas también les hice fotos.

Parecían todas llevarse bien entre ellas y actuar en comunidad.

Quizás estar tanto tiempo entre humanos les ha dado el gusto por la comida que nosotros comemos o la costumbre de acercase sigilosamente a esperar que le lancemos un pedacito de algo.

Eso si: puede que veas a una sola gaviota a una distancia prudente de ti, esperando que compartas un poco de lo que comes con ella, pero apenas lo hagas, lloverán gaviotas de todas partes que no tenías ni idea que estaban cerca.

Eso se llama trabajo en equipo.

Así que, si vienes por primera vez a las playas de South Miami Beach, recuerda tener cuidado con las gaviotas.

Cómo son las playas de South Beach

La playa de South Miami Beach es casi enteramente arena blanca con aguas cristalinas. Para mi gusto personal, eso es genial.

Si a ti te gusta lo mismo, la pasaras muy bien aquí.

Tan solo en un pedacito me encontré unas piedras en la orilla, que, de paso, creo que no se veían nada mal.

La playa es pública, así que no tendrás que pagar nada para entrar.

A lo largo de la playa verás que han construido algunos hoteles.

La gente que se queda en esos hoteles puede disfrutar de sillas y mesas que los hoteles han colocado para sus huéspedes.

Muchos les ofrecen servicios de primera, y les llevan a la playas las comidas y bebidas que esos huéspedes quieran.

¿Habrá algo más que se le pueda pedir a la vida?

¿Y la meta?

Justo estaba pensando en la buena vida cuando era un poco más de mediodía y yo seguía caminando sin ni siquiera acercarme a la meta.

Así que decidí detenerme para revisar donde estaba; tomar un descanso y disfrutar un poco del agua.

Cuando me geolocalicé usando Google Maps, me di cuenta que no llevaba ni la mitad del trayecto planteado.

Así que caminar hasta Halouver Park podría tomarme unas 3 horas más, con la velocidad que llevaba y los descansos que me tomaba.

Y ya yo estaba casi reventado.

Tuve que aceptar que quizás no llegaría, y más bien replantearme alguna meta más factible.

Entonces conseguí en Maps el North Open Space, un parquecito sencillo donde ya había estaba alguna vez y que sirve de entrada a la playa.

Ese estaba aún lejos, pero era una meta.

Nueva meta: de South Pointe a North Open Space

Claro, ya sé que te estás riendo. Si, caminar desde South Pointe hasta Halouver Park es una locura. Está bien, lo reconozco.

Pero, ¿qué sería de la vida si no nos planteáramos grandes metas de vez en cuando?

Bueno, ya un poco más sensato, con varias horas de sol, pies adoloridos, hambre y cansancio en general, me dispuse a llegar hasta el North Open Space.

Este es un parquecito sencillo que tiene espacios donde las familias pueden hacer picnics, hay sanitarios o baños, muchos árboles y conecta la playa con la avenida Collins.

Ya había estado allí antes, un dia que fui a la playa.

Quizás no sea tan conocido o no esté tan bien dotado, pero es un lugar para tomarse un descanso antes o después de ir a la playa.

Este parque se extiende por varias cuadras, pero la entrada principal está en la calle 85. Así que podría considerar que hice aproximadamente un 70% de mi loca meta incial.

Quizás con un poco más de entrenamiento y preparación lo hubiera completado.

Así que no descarto una proxima oportunidad.

Sin embargo, sea cual sea la largura, te animo a que alguna vez hagas una larga caminata por la playa.

Eso te ayudará a refrescar la mente o, mejor aún, a concentrarla en algo importante. En mi caso, funcionó.

Además, caminar por la playa es un excelente ejercicio que te permite respirar aire fresco, a la vez que disfrutas del agua salada en los pies.

Por otro lado, las playas de Miami South Beach merecen la pena ser caminadas.

¿Has caminado alguna vez a la orilla del mar? ¿Cómo fue tu experiencia? Cuéntamelo en los comentarios.

En pocas palabras...

  • South Pointe Park Pier es el punto más al sur de South Miami Beach
  • Es un parque público genial para caminar, hacer ejercicio, leer, venir con los niños, etc.
  • Aquí bien podrías pasar un par de horas o toda la tarde
  • Está abierto todo el dia, pero según lo que quieras hacer podría convenirte venir en las mañanas o en las tardes

4 Comentarios

Dejar respuesta

Coloca tu nombre para comentar
Coloca tu nombre aquí