Si hay algo que tiene Villa Vizcaya es una historia diferente de Miami.

Cuando entres a visitarla, de inmediato te trasladas a la Europa del siglo XVIII, y experimentas la vida de la nobleza.

Villa Vizcaya es un lugar de esos que evoca emociones muy diversas de persona a persona.

Tener una propiedad inmobiliaria en Miami es más fácil de lo que crees

Cientos de proyectos inmobiliarios se están construyendo ahora mismo en Miami.

En uno de ellos puede estar tu próxima casa, townhome o apartamento.

La vestimenta

En esta ocasión -aunque no iba a jugar tenis- decidí usar una chemise Lacoste blanca, pues considero que este tipo de prenda se ajustaba bien a la ocasión y el clima.

Sea cual sea su color, creo que una chemise Lacoste debe formar parte de cualquier closet.

La acompañé con un pantalón de pana o corduroy gris marca Dockers que me hace sentir muy cómodo y mantiene un ambiente informal.

La vestimenta para Villa Vizcaya
La vestimenta para Villa Vizcaya

La historia del propietario de Villa Vizcaya

Es imposible hablar del origen de Villa Vizcaya sin mencionar a James Deering, su creador y propietario original.

Deering nació en Maine y era hijo de William Maine, un industrial que se hizo millonario al fabricar máquinas cosechadoras que aceleraron enormemente la producción agrícola en Estados Unidos.

James recibió una buena educación y se hizo conocido en círculos sociales de alto nivel en América y Europa.

Cuando se fusionó su empresa con otra de su mismo tipo, fue nombrado vicepresidente de la International Harvester Company.

Pero pronto su salud decayó y los medicos le recomendaron un clima más cálido.

Entonces, a sus cincuenta años, aún soltero y con mucho dinero para gastar, decidió hacerse una casa digna de la realeza, en la cálida Miami.

Encargó la dirección artística de la obra a su amigo Paul Chaflin, quien, como verás al visitar Villa Vizcaya, dejó su huella en cada rincón.

En los viajes que Deering hacía por Europa, generalmente en compañía de su amigo Chaflin, iba recolectando antiguedades y demás artículos para Villa Vizcaya.

Le gustaba en particular cuando le decían que tal articulo había pertenecido a alguien famoso o influyente.

Aunque Deering pasó algunos inviernos allí, en realidad no pudo disfrutarla mucho, pues murió en 1925.

Pero la mansión y los jardines sí permanecieron como el legado de Deering: Villa Vizcaya.

La historia de Villa Vizcaya

La construcción comenzó en 1914 y estuvo lista en su mayor parte para 1916.

Originalmente Villa Vizcaya fue pensada para ser autosuficiente.

Es decir, Deering quería que en las adyacencias de la mansión hubiera una hacienda y prestación de servicios, de manera que no fuera necesario nada del exterior.

Sin embargo, tal cosa no se logró por completo.

Con el tiempo, después de la muerte de Deering, los terrenos fueron donados por la familia a la arquidiócesis de San Agustín, en Florida.

Allí se construyeron edificaciones para uso público.

A partir de 1953 es un museo abierto al público, que haces bien en visitar.

Desde el momento en que cruzas el portón principal, muy bien elaborado, por cierto, comienzas a sentirte en otra época.

El propio camino que lleva desde la entrada principal hasta la puerta de la casa esta flanqueado por jardines y estatuas.

Hacer este recorrido caminando es la mejor idea.

Planifica tu visita

Ubicación

3251, South Miami Avenue, Miami, FL 33129

Horario

Miércoles a Lunes 9:30 am a 4:30 pm

Teléfono

+1 305-250-9133

Sitio web

vizcaya.org

Fecha ideal

Cualquier dia de miércoles a lunes

Qué se puede hacer

Caminar, tomar fotos…

Ambiente

Es ideal para venir con la familia y amigos

Qué ropa usar

Cualquier ropa informal estará bien

La mansión

Apenas ves la casa, sabes que alquien con mucha voluntad -y dinero– tuvo un gran deseo en su corazón.

Es una mansión de 3 pisos muy bien planificada, que tenia las mejores comodidades disponibles en su tiempo.

En total tiene más de 30 habitaciones diferentes, incluyendo salas, habitaciones principales y habitaciones para huéspedes.

Tiene un enorme jardín central muy bien cuidado.

Como en la mayoria de las casas de estilo renacentista, la edificación es cuadrada y gira en torno a ese espacio central.

El papel tapíz de algunas de estas salas fue coloreado a mano.

Algunas otras partes contienen objetos o están decoradas cuidando en extremo el detalle, generalmente copiando un estilo.

Por ejemplo, los varios dormitorios para huéspedes están decorados cada uno en un estilo diferente.

Por tanto, eran apropiados para señoritas, matrimonios u hombres jóvenes.

Algunos dormitorios tenían puertas que los comunicaban entre sí, no haciendo necesario que se saliera al pasillo.

Esto, como es lógico, hizo que hubiera rumores acerca del uso que les daban a estas habitaciones.

Ya las verás cuando estés allí.

Las dependencias para la servidumbre también estaban muy bien diseñadas para ayudarles a hacer sus labores eficientemente.

Los jardines

Originalmente se tenian unas grandes ideas para los jardines.

Por ejemplo, se hizo un anfiteatro natural en la zona de los jardines.

También se deseaba hacer un laberinto, como los que hay en los palacios franceses de la época renacentista.

Lamentablemente debido al clima, el anfiteatro, al parecer duró poco tiempo. Fue destruido por un huracán

El laberinto corrió la misma suerte.

El clima subtropical de Miami es ideal para muchas plantas, pero no para todas.

Por eso, algunas de las plantas que originalmente se pensaron incluir en los enormes jardines que rodean a Villa Vizcaya nunca se dieron.

Sin embargo, otras especies más tropicales sí prosperaron.

No se puede contra la naturaleza.

Ahora bien, a lo largo de los años los constantes huracanes que azotan a Miami han sido siempre, de una manera u otra, un problema para los jardines.

Incluso en sus tiempos de gloria, los jardines -más bien la propiedad entera- fueron víctimas de huracanes que los desvastaron.

Así que, dependiendo del tiempo en el que vayas, podrás ver unos jardines en la ruina, aceptables o prósperos.

Una buena idea es esperar algunos meses despues del huracán más reciente, para dar tiempo a los jardineros de Villa Vizcaya a que hagan su magia.

Que más puedes ver en Villa Vizcaya

Hay cientos de piezas artísticas de todo tipo en cada rincón de Villa Vizcaya.

En muchas de ellas se puede apreciar que se ha conservado incluso de donde fue obtenida.

Eso da una mejor comprensión del momento histórico de la pieza.

Algunas cosas, sin embargo, parecen haber sido incluídas a la fuerza, quizás por Deering, quizás por Chaflin.

Por ejemplo, hay un retrato de unos miembros de una realeza europea de apellido Deering que, no tienen parentesco alguno con James.

¿Le llamó la atención por compartir su apellido? Quizás le pareció curioso y por eso compró el cuadro para exhibirlo en su casa.

Cómo recorrer Villa Vizcaya

Yo te diría que al llegar tomes un plano de la casa (no están disponibles para descarga) y vayas a tu paso, tomando así el tiempo para ver lo que quieras.

La casa tiene 3 pisos, pero no todo está de libre acceso al público.

Puedes ver primero la casa en detalle y luego, pasar a los jardines.

Eso sí, cuando llegues a los jardines, deja migas de pan para no perderte ni pasar 2 veces por el mismo lugar y no ver otras zonas.

Las estatuas que están desde el portón a la puerta de la casa también son dignas de ver.

De hecho, si te parece, hazte unas fotos por allí.

Este es un paseo que puede tomarte unas 2 a 3 horas.

Puedes comprar tus tiquetes en linea o al llegar al sitio.

¿Ya conoces Villa Vizcaya? ¿Cómo fue tu experiencia? Cuéntamela en los comentarios.

En pocas palabras...

  • Villa Vizcaya era la residencia de invierno de James Deering
  • Está compuesta de una mansión de 3 pisos y unos enormes jardines
  • Aunque fue construida a principios del siglo XX, se inspira en las edificaciones europeas de la época del renacimiento

2 Comentarios

Dejar respuesta

Coloca tu nombre para comentar
Coloca tu nombre aquí